Hoy hablamos de la diferencia entre los aceites corporales esenciales y los vegetales, y os contamos qué tipo de aceite usamos en la clínica para los tratamientos.

Ambos tipos de aceites son hidratantes le dan un mejor aspecto a la piel y mantienen su elasticidad y tersura, con lo cual los dos tipos tienen propiedades beneficiosas. Pero ¿en qué se diferencian?

ACEITES VEGETALES

Son ricos en ácidos grasos insaturados, que según los expertos, “penetran muy bien en la epidermis, la nutren y protegen reconstituyendo la capa lipídica”.

Se extraen en frío y resultan muy nutritivos e hidratantes, además no suponen ningún riesgo de alergia ni toxicidad.

 

ACEITES ESENCIALES

Fabricados en base a concentrados de sustancias, son más conocidos por sus propiedades terapéuticas, pero en algunos casos sí que tienen contraindicaciones.

Si tienes piel sensible, atópica, o cualquier otro problema cutáneo, es importante que consultes con un dermatólogo o terapeuta homologado antes de utilizar de forma regular aceites esenciales, ya que dependiendo de tu tipo de piel, puede que haya riesgo de una reacción alérgica o simplemente el aceite no sea la mejor opción para tu problema.

Nuestra elección para la clínica es el aceite vegetal puro de almendra dulce, muy nutritivo e hidratante, y que además no provoca reacciones alérgicas ni contraindicaciones 🙂