Hoy vamos a hablar del vértigo, un indicativo de que algo está mal en nuestro cuerpo y hay que resolverlo.

¿Qué es el vértigo?

El vértigo no es una enfermedad, es un síntoma que crea malestar y sensación de mareo e inestabilidad. Puede durar unos segundos, minutos o varias horas, puede ser puntual o presentarse como síntoma de una patología. Además puede venir acompañado de una incapacidad de enfoque ocular o incluso pérdida de audición en un oído.

 

¿Qué causa el vértigo?

Son muchos los motivos que pueden causar vértigos. Una de las causas más comunes es el estrés, pero también pueden surgir por un bloqueo en las cervicales o la columna vertebral, una disfunción craneal o una alteración del sistema propioceptivo, que es la combinación de la vista, el oído interno y los propioceptores, encargados de que nuestro cuerpo mantenga el equilibrio.

¿Como tratar el vértigo?

Lo primero y más importante es un buen diagnóstico. Hay que saber qué está causando los vértigos para saber como tratarlos.

Si hablamos de vértigos causados por bloqueos en las cervicales, columna vertebral, trastornos de la ATM o compresiones vasculares por falta de movilidad, la fisioterapia y la osteopatía pueden conseguir reducir drásticamente la medicación o incluso eliminarla, recuperando el paciente su calidad de vida normal.

 

En definitiva, el vértigo, igual que el dolor, es un síntoma que nos indica que algo está fallando en nuestro cuerpo. Visita a tu médico para descubrir la causa y aplica el tratamiento más adecuado par ti.